Archivo de la etiqueta: empresa

Modelos de gestión. (por francisco josé caneda iglesias).

https://www.linkedin.com/in/fjcaneda/

Modelos de gestión dentro de la empresa, de organización de equipos y procesos productivos existen muchos y muy variados, cada uno con sus pros y sus contras dependiendo del tipo de organización, modelo productivo, etc. Algunos de los más extendidos los podemos ver en este enlace. Pero hoy no voy a hablar de sus características, ni siquiera a discutir cual es mejor o peor, ya que, en cada organización, encajará mejor uno u otro. Me gustaría hablar de lo que a mi entender falla en el proceso de implantación de estos modelos.

Cuando se implanta uno de estos modelos en la empresa, nunca, o muy pocas veces se tiene en cuenta en la integración de las personas en el modelo. ¿Por qué? Porque se piensa en implantar primero el modelo, para que luego las personas se adapten a él. En un principio parece lógico, ya que estos modelos están pensados simplemente para llevar un orden en el trabajo diario de la organización y optimizar sus procesos en general.

En este artículo se propone un cambio en el foco; en lugar de que las personas se adapten al modelo, adaptemos el modelo a las personas; esto daría más dinamismo y beneficios evidentes a medio-largo plazo en la organización y eliminaría la rigidez impuesta por los modelos actuales. Si ponemos a la persona en el centro de los modelos, esto repercutiría de forma positiva, propiciando que las personas que forman parte de los equipos y de la organización se puedan sentir más realizadas. Por consiguiente, se conseguiría gente más comprometida con la organización y sus objetivos, consiguiendo la doble finalidad de tener equipos realmente involucrados y aumentar la reputación de la organización cara al exterior; lo que repercutiría en sus beneficios a posteriori .

Debemos darnos cuenta, como mencionaba en el párrafo anterior, que la organización está compuesta por personas; y los equipos de trabajo involucrados en esta organización también están compuestos por personas. Al fin y al cabo, todo se reduce a tratar con personas; que, dependiendo de su grado de implicación, tienen el poder de llevar a la organización a conseguir sus objetivos, tanto económicos, como de cualquier otra índole,

Cierto es que esto no es un objetivo fácil de conseguir, necesitaríamos de gente que apueste por las personas. Las personas responsables de dirigir esos equipos, en cualquier ámbito, necesitarían ser gente empática, que sepan tratar con sus equipos, motivarlos y en resumen preocuparse por ellos.

Respecto a este dinamismo necesario para adaptar modelos a personas, bastaría en un principio olvidar esas rigideces a las que estamos acostumbrados, y evaluar distintas formas, modelos o coger lo mejor de cada uno; trabajar más dinámicamente en este aspecto olvidándonos de esa rigidez que nos impone cada uno de estos modelos concretos; ya que en un equipo u organización cada persona es diferente. Unas se adaptarán mejor que otras a ciertos modos de hacer las cosas, todos con su personalidad y sus pros y sus contras. En resumen, consistiría en buscar fórmulas en las que todas las personas se puedan sentir implicadas en los procesos y sentirse valoradas, como que forman parte de algo. Si esto se consigue, quizás consigamos que los profesionales en cada organización puedan sentir esta como suya, como parte de ellos mismos o como un todo, con todos los beneficios que esto supondría para todas las partes implicadas.