NUNCA SUBESTIMES A NADIE (Por José María Moreno Alconchel)

“Todo lo que nos rodea es competencia. No se debe subestimar a nadie, porque empresas muy grandes han caído” Amancio Ortega.

A lo largo de la vida, debes enfrentar situaciones en las que, a priori, partes con ventaja para superarlas. En ocasiones, puede que tus alternativas dependan de las acciones de terceras personas, del mismo modo que las suyas pueden pasar por tus manos. En otras, el resultado solo depende de ti.

Tanto si disfrutas del deporte profesional como si no, seguramente habrás visto u oído, que de vez en cuando un deportista o equipo de primer nivel, es derrotado por un rival de menor categoría. Esto ocurre en todos los ámbitos (deportivo, político, empresarial, judicial, conflicto bélico…), pues cuando subestimas el potencial de tu rival, solamente te fijas en sus supuestas debilidades y no reparas en sus fortalezas.

Tampoco debes subestimar a las personas con las que puedes colaborar, porque por muy bien que sepas hacer ciertas cosas, hay personas que están más preparadas que tú para otras, así que ayuda y déjate ayudar.

Hace poco más de una década, había una marca de telefonía móvil que triunfaba en el mercado mundial, cuyo nombre era NOKIA. Sin embargo, la salida al mercado del primer iPhone de Apple en 2007, obligaba a realizar cambios para adaptarse a la nueva demanda. Un año más tarde, Google lanzó el sistema operativo Android, pero NOKIA no aprovechó la oportunidad que otros fabricantes de móviles acogieron. Sin Android en sus teléfonos, NOKIA fue superada por sus competidores hasta su desaparición.

Cuando subestimas a tu competencia o rival, el resultado que obtienes es peor que si reconoces su verdadero potencial. Del mismo modo, no debes sobrevalorar a tu contrincante, pues si lo haces, es posible que dejes escapar una sorprendente victoria.

Y si es a ti a quien subestiman… Aprovéchalo y TOMA VENTAJA.