EL MUNDO LABORAL Y EL LENGUAJE POSITIVO.

Si se quieren resultados positivos, todo debe enfocarse hacia la mejora, el compañerismo, y el uso del lenguaje adecuado para ello.

La comunicación es la base de todo intercambio interpersonal y dentro del mundo laboral todos nos comunicamos a diario.

Siguiendo las investigaciones de LUIS CASTELLANOS y sus compañeros, hacemos eco de sus indicaciones porque nos resultan muy adecuadas para la mejora laboral: “Habitar cada palabra”, vivirla, sentirla, darle total sentido para expresarnos; hace que con ello nuestro entorno se transforme en algo más palpable y sincero.

Si cuidas de tu lenguaje, tu lenguaje cuidará de ti”.

Esto se traduce en un ambiente empresarial más directo y versátil, en donde decir las cosas claras (sin ofensas) mueve los mercados hacia un renovado paradigma con una herramienta con la que todos contamos: el lenguaje positivo.

Interpretar el sentir de cada palabra, con sus consecuencias, para bien o mal, hace que todo se vuelva directo y claro. No se trata de “buenismo”, sino de manifestar con respeto y sensibilidad lo que se pretende; sabiendo decir NO y SÍ a tiempo, desde un punto personal profesional.

Si nos propiciamos un leguaje más adecuado, las situaciones se vuelven más adecuadas. No solo hay que adecuarse a las circunstancias, también la forma en la que nos expresamos nos ayuda a amoldarnos a las personas que nos rodean en el ámbito laboral.