Archivo de la categoría: Busqueda de oportunidades

LA PIRÁMIDE DE MASLOW Y SU RELACIÓN CON LOS PÚBLICOS OBJETIVOS DEL MERCADO LABORAL ACTUAL: Visión FOVhecho.

En ocasiones una persona no conoce lo que es estar en situación de desempleo, y puede verse involucrada en trabajar para subsanarlo. Solucionar esta problemática es motivo de sugerencia y considerando la base de una pirámide en dirección de abajo hacia arriba, la comunicación debería fluir para unir a todas las personas que se ven afectadas e involucradas dentro del Mercado Laboral.

Puede considerarse que los DESEMPLEADOS comuniquen con soltura su experiencia y aporten soluciones que, si no son vividas, no son detectadas.

Considerando la Pirámide de Necesidades de Maslow, establecemos una cuestión importante:

¿Están cubiertas las necesidades fisiológicas de los desempleados?

Bajo esta pregunta y sin poder contar con apoyos familiares, la realidad es que NO; no se puede vivir sin un trabajo.

Subiendo de abajo hacia arriba por la pirámide de necesidades, nos encontramos con los TRABAJADORES EN ACTIVO que, actualmente, pierden la necesidad de seguridad; que es el motor que les motiva y sustenta a la hora de trabajar.

Si seguimos subiendo, en las agrupaciones de personas en EMPRESAS, no se da la afiliación social suficiente como para garantizar los 2 estados inferiores de la base de la pirámide.

Al continuar hacia arriba nos encontramos con la ADMINISTRACIÓN PÚBLICA, que debería de tener más consideración y reconocimiento a todas las empresas, trabajadores en activo y desempleados porque se esfuerzan por sustentar el mercado laboral; en muchas ocasiones no planificado y previsto a priori porque al fallar la base de la pirámide, es difícil poder llegar a la cima, al éxito.

La cúspide de la pirámide es la autorrealización, TU ENFOQUE al respecto del paradigma que deseamos mejorar a corto plazo dentro del Mercado Laboral actual y que acabamos de resumir; porque todos somos FOV (Fin Objetivo Valorable).

SER VISIBLE EN LINKEDIN (Por José María Moreno Alconchel)

“Sólo hay una manera de evitar la crítica: no hacer nada, no decir nada, y no ser nada” Aristóteles

Desde hace unos años, LinkedIn es la mayor red social profesional a nivel mundial. Su abultado y creciente número de usuarios y su orientación hacia trabajadores, emprendedores y empresas, convierte a esta plataforma en una excelente alternativa para encontrar empleo, clientes y oportunidades de negocio.

Dado el potencial de esta red social, existen expertos en LinkedIn que ofrecen consejos y/o servicios orientados a la creación o mejora del perfil, uso eficiente, posicionamiento, campañas de marketing, etc. Te recomiendo aprovechar sus conocimientos para mejorar tus resultados, si bien, dependiendo de tu situación económica, puedes contratar sus servicios o seguir los consejos gratuitos que encontrarás en diferentes sitios web.

Visibilidad en LinkedIn

¿Para qué ser visible? Tanto si buscas clientes, proveedores, colaboradores o empleo, necesitas que sepan que existes. Como usuario de LinkedIn que, al igual que cualquiera que lea esta publicación, con frecuencia encuentra interesantes perfiles, creo que el hecho de interactuar y el modo de hacerlo, facilita que otras personas sepan de nuestra existencia, así como que puedan formarse una primera impresión y desear conectar.

Si lo quisiéramos resumir en una fórmula, esta sería algo como V = P x I . Donde la Visibilidad, es el resultado de multiplicar tus Publicaciones (artículos, post, comentarios) por el Impacto de estas. Obviamente hay otras formas de darse a conocer, pero esta es bastante efectiva.

¿Y cómo se logra un gran impacto? Cuanto más interese el tema que trates y más contactos tengas, más posible será que se recomiende y comparta, permitiéndote llegar a más gente. Cuanto más interactúes, más probabilidades tendrás de lograr que alguna de tus participaciones llegue a las personas que te interesa contactar.

Sin embargo, debes tener en cuenta que se te relacionará con los temas en los que participas por lo que, dependiendo de tus intereses, hay contenidos que te convienen más que otros.

¿Mi consejo? Anímate y… ¡PARTICIPA!